imagen casa

Nuestra dirección

C/Carretas,14 4ºH - 28012 Madrid

Imagen correo

Email de contacto

info@sertecderelojeria.com

logo skype

91 522 11 41

Teléfono de contacto / Skype

logo facebook
logo google
logo twitter
Interior de reloj

La historia de los relojes que cambiaron nuestra vida

La historia de los relojes que cambiaron nuestra vida

Martes, 9 de Marzo de 2021

En un principio los relojes solo marcaban la hora, pero fueron evolucionando. La historia sobre como todo esto ocurrió es una formidable aventura de artesanos la cual os vamos a contar a continuación.

Cada época encontró la manera de como dominar el tiempo, desde los relojes de agua de la antigüedad hasta los relojes electrónicos. Entre los siglos XVII y XIX, la relojería mecánica fue una de las herramientas más importantes en la evolución del mundo agrario, el cual estaba marcado por el transcurso de las estaciones, hasta el mundo urbano e industrial.

En 1759, John Harrison, relojero inglés, fabricó el primer cronometro marino lo suficientemente preciso como para marcar la hora a bordo de un punto de referencia terrestre que al compararla con la hora local se podía fijar la posición exacta del barco.

A finales del siglo XIX e inicios del XX, las grandes relojeras, libraron una batalla la cual constaba en la búsqueda de la máxima precisión y fiabilidad. Es la época en la que transcurren los primeros concursos de cronometría de Ginebra y Neuchâtel, se enfrentarían a marcas como Longines u Omega. En esta época se popularizaron los relojes de pulsera tras la I Guerra Mundial cuando pilotos y artilleros se acostumbraron a usar sus relojes de bolsillo en la muñeca para ver la hora sin la necesidad de utilizar las manos.

El primer reloj producido industrialmente fue el cronógrafo, el cual permitía ver el tiempo transcurrido en un intervalo determinado. El cronógrafo más mítico es el Omega Speedmaster el cual acompaño el 21 de julio de 1969en los primeros pasos del hombre en la luna. La NASA eligió ese reloj mecánico para equipar las misiones espaciales por su gran resistencia a las extremas temperaturas y a su ausencia de gravedad.

Ha día de hoy disponemos de alarmas pero, ¿Cómo lo hacían nuestros antepasados para levantarse y que no se les pegasen las sabanas? Durante mucho tiempo fue el sol, se trabajaba cuando había luz diurna y descansaban después. Desde el siglo XVI, la relojería mecánica tenía unos cuantos sistemas despertadores, pero su precio era muy elevado; por lo que las campanas de las iglesias eran las únicas referencias horarias hasta que llegaron las sirenas de las fábricas.

A finales del siglo XIX  empezaron a producirse de forma masiva los despertadores, pero hasta 1947 no apareció el Vulcain Cricket, el primer despertador de pulsera. Tres años después apareció el Jaeger LeCoultre Memovox, uno de los más apreciados por los coleccionistas

En Sertec de Relojería somos expertos en relojes y, si tienes un problema con cualquiera de ellos, ven a vernos a Calle Carretas, 14 4ºH, en Madrid o también puede escribirnos a info@sertecderelojeria.com, o llamar a nuestro teléfono 91 522 11 41.

Diseño Web :: Internacionalweb.com